jueves, 14 de diciembre de 2017

El atronador silencio... 14-X11-!7 Luis Azpe Pico.

El atronador silencio de la madrugada
me libera del tormento de mi sueño;
una reconfortante taza de café
y el suave veneno de un cigarro
me acompañan fieles como siempre.
Mi pensamiento vuela buscando alivio
al horroroso tormento de mi soledad
y se posa en el árbol deshojado de tu ausencia.
Muchas vencí el fragor de las tormentas
y ahora sufro por no tener a mi lado
a quien fue la razón de mi existencia.

**************************************

miércoles, 13 de diciembre de 2017

El amor es atemporal... !3-XII-17 Luis Azpe Pico.

El amor es atemporal,
para sentirlo no hay edad.
El primero es inolvidable
y le sobra intensidad.
Cuando el tiempo pasa
y la calma llega,
el amor es luminoso,
pero no ciega.
El amor discreto,
sereno, tierno y sincero
guardado muy en secreto
como el avaro el dinero.
Así nos amamos ahora
sin recordar el pasado,
sólo vivir el presente
que tenemos asegurado.


--------------------------------------------------------

martes, 12 de diciembre de 2017

Despacio se desliza el día. 12-X!!-17 Luis Azpe Pico.

Despacio se desliza el día
alargándose las sombras,
los colores se difuminan,
las formas se pierden y, finalmente,
el incendio del horizonte se apaga.

Elruido se va con la luz y se encienden los  luceros.
El espíritu se tranquiliza y tú apareces radiante;
una suave melodía me arrulla, aquella que tú musitaste
en la mullida almohada cuando me amaste.

¿Dónde quedó aquel momento?
¡Aquí lo tengo!
Sigue siendo de mi vida el más hermoso tormento,
es el que tú me dejaste.



*************************************************

lunes, 11 de diciembre de 2017

Cuando fui niño... 11-XII-17 Luis Azpe Pico.

Cuando fui niño admiré a los hombres, ahora que soy viejo sigo admirándolos,
pero más admiro a los niños que siguen enseñándome a admirar y sorprenderme
de las cosas pequeñas que los hombres no ven.

Política, dinero, poder, fama ¿para qué?
Por eso admiro a los niños que descubren la vida en una hormiga, en una flor,
en una nube, en una gota, en la luna, las estrellas y todo los transforman
con la magia de su imaginación.

Una escoba es un corcel, una caja de cartón es un avión; sus canicas su tesoro,
cada cosa es lo que ellos quieren que sea... y mucho más.

Por eso lo tengo todo, porque he aprendido llegar a viejo y haber dejado de ser niño.

¿Inmaduro? ¡No! ¡Sabio y feliz!
A viajar leyendo; a crear leyendo; aprender leyendo, aprendiendo a decir. No sé.

-------------------------------------------------------------------------------

domingo, 10 de diciembre de 2017

Precio y valor. (1990) 9-XII-17 Luis Azpe Pico.

Cómo me entristece ver
una juventud desperdiciada,
caras jóvenes con mirada ausente
viendo pasar la vida
con abulia indiferente.

Nada les falta, todo lo tienen
¿será esa la causa?
¿Por qué necesitan perder
para poder comprender
la belleza de la vida?

Son tan pocos los que tienen
en el alma un ideal
que brillan como diamantes
en un inmenso lodazal.

A estos les agradezco,
con mi más profundo amor,
que no le pongan precio
a lo que tiene valor.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++

sábado, 9 de diciembre de 2017

Como los niños... (1991) 8-XII-17 Luis Azpe Pico.

Como los niños que juegan con el agua
covirtiéndola en lluvia
y cierran los ojos cuando los salpican,
así quiero aventar mis palabras
para que se conviertan en versos
y me salpiquen el alma.

Qué hermoso sería si yo fuera poeta
y jugando, siempre jugando,
brotara los poemas como el agua
que se convierte en lluviia
cuando los niños la van arrojando.

Habrá alguien que, como el niño,
pueda convertir en mar
el charco estancado de mi ser?

No lo sé, pero me duele no ser charco
que conmigo pueda jugar
y encuentre muchas figuras
y en mi alma... el mar.


********************************************

viernes, 8 de diciembre de 2017

Los dedos se deslizan... (1991) 8-XII-17 Luis Azpe Pico.

Los dedos se deslizan ajenos al artista, parecen entes separados
 y van desgranando
la esotérica escritura convirtiéndola en música.

Flota invisible y va invadiendo al espíritu como copas de licor
qe van embriagando deliciosa y lentamente.

Ls reacción no se hace esperar y aparece el yo interno.

Música y vino desnudan el alma y se muestra auténtica
con la complicidad de la noche.

La euforia o la melancolía o la tristeza
encuentran sus semejantes y conviven en franca y hermosa armonía.

Todo se esfuma, desaparece cuando llega, inoportuno, el día.


***************************************************