jueves, 27 de abril de 2017

Sin título. Luis Azpe Pico.

Supiste encender una hoguera que jamás apagaste.
Fue tan sólo la coincidencia del lugar y el momento; sin premeditación... o ¿acaso la tuviste?

Sin palabras. sin malicia, sin consecuencias funestas, al menos para ti.

Muchos años han pasado y el verdugo de la memoria me sigue martirizando con el placentero dolor del recuerdo.

Siempre han sido más gratas las eventualidades que lo organizado, es tan espontánea, con esa naturalidad que sólo puede dictar el pensamiento.

Un caudaloso río ha pasado sobre aquel encuentro y la llama sigue encendida.

---------------------------------------------------------------------------------

miércoles, 26 de abril de 2017

Hija. Luis Azpe Pico.


Yo, un sueño irrealizado, un sueño nada más.
Yo, viajero sin rumbo por un camino sin huellas.
Yo, uno más inadvertido.
Sólo pasé por el lugar que se me ofreció.
Hollé el páramo inviolado y mis huellas
fueron borradas por el viento,
miro hacia atrás y no veo nada.

Una flor sembré, sólo una
y brotó hermosa
y fue suficiente para hacer
de mi desierto un vergel.

Mi vida valió la pena.

-----------------------------------------------------------

martes, 25 de abril de 2017

VIDA. Luis Azpe Pico.


Del nacimiento a la muerte es la vida.

¿Cómo ha sido?

No busques culpables

todo es consecuencia nuestra;

así como pregonamos nuestros aciertos

donde no citamos a nadie,

lo mismo es en las vicisitudes.

Nadie me engaña, nadie me señala el camino,

soy mi propio guía.

Es cierto, hay principios

seguirlos o no es mi decisión.

Así, pues, ¿a quién culpo?

¿a quién agradezco? ¿de quién me quejo?

La respuesta es el espejo.

sábado, 22 de abril de 2017

El vuelo de la palabra... Luis Azpe Pico

El vuelo de la palabra deja invisibles turbulencias que agitan el alma.

La palabra siempre alada, vuela ligera elevándose tratando de llegar al cielo de la poesía

Imposible tener cautiva a la palabra, es libre como su alma: el pensamiento.

La palabra agua, la que fluye suave como manantial o fuerte como torrente impetuoso que al final deja el limo que permite el florecimiento de una nueva vida.

La palabra, venero que calma con su suavidad y transparencia al espíritu.

La palabra viento que, como el agua, puede ser brisa o huracán, pero siempre es vida; podrá ser tormenta, pero luego vendrá la calma.

¿Qué somos? Eso: aves, agua, viento y también fuego que calcina o purifica.

Somos tierra que es de donde vinimos y a donde algún día regresaremos.

Eso somos: palabra-pensamiento, pensamiento-palabra inseparable dualismo  que forman el ser.

------------------------------------------------------------------------

G.A. Bécquer. Luis Azpe Pico.



Hoy el cielo y la tierra me sonríen,
hoy llega a mi alma el sol,
hoy la he visto y me ha mirado
¡Hoy creo en Dios!

-----------------------------------------

jueves, 20 de abril de 2017

Sin título. Luis Azpe Pico.

Soledad es un sendero en el desierto;
es ardiente noche de verano;
es tu ausencia.

Soledad, forjadora de imágenes perdidas;
manantial de nostalgia
que riega las flores transparentes
de la melancolía.


----------------------------------------------------------------------------

miércoles, 19 de abril de 2017

Odio el vacío de la muchedumbre. Luis Azpe Pico.

Odio el vacío de la muchedumbre,
las palabras huecas, la fingida apariencia.
No me gusta y rechazo
las formas plastificadas.
Me gustan las figuras de madera,
hierro, barro o papel
que tienen en sí parte de alguien
-vida- para hacerlo y tenerlo yo.
Odio la sociedad plastificada
esos seres en serie, iguales,
falsos, superfluos,
actuando según las fórmulas
establecidas por la vanidad.
Aquellos que juzgan con desprecio
a los que se atreven a hacer
lo que ellos quieren
y no tienen valor para hacerlo.
No juzgan al otro, es un reflejo
de estar juzgándose a sí mismos
al dolerles en el alma su cobardía.


-------------------------------------------------------------------------